Etiquetas

, , , , , ,

postura_correcta

Lo primero que hay que aprender para tocar el piano es como sentarse correctamente, y cuál debe ser la actitud corporal.

Al sentarnos en la banqueta debemos mantener la espalda recta, los pies bien apoyados en el suelo y ligeramente separados. Nuestros brazos deben llegar al teclado creando un ángulo de 90º entre el brazo y el antebrazo y mantener éstos y los hombros sin ninguna tensión.

Para que todo esto sea posible, la banqueta del piano debe estar centrada respecto el teclado y a una distancia y altura adecuadas para que podamos tener ésta posición. Para ello es recomendable tener una banqueta ajustable.

Cuando toquemos poniendo el pedal, a veces es conveniente separarse un poco del piano pues es más fácil para el pie bajar el pedal si estamos sentados un poco más lejos del teclado.

En el caso de los niños, si no llegan al suelo todavía, hay que ponerles una banqueta para que puedan apoyar los pies y así acostumbrarse a la posición correcta.

0179379_PE331769_S3

 Cuando ya nos hayamos sentado y empecemos a tocar, hay que tener en cuenta una serie de normas para no hacernos daño.

Ser conscientes de nuestra posición durante la interpretación, a veces nos sentamos relajados pero al empezar a tocar levantamos los hombros, tensamos las manos y las muñecas, etc y ni siquiera nos damos cuenta. Recomiendo trabajar especialmente la “consciencia” corporal durante los ejercicios de calentamiento.

Una de las cosas más importantes al tocar, es dejar libres los brazos, manos, muñecas y nudillos, el principio básico de cómo tocar el piano es dejar el peso de los brazos y manos apoyado en la punta de los dedos, como si nuestros brazos fueran una cuerda atada de los hombros a la punta de los dedos, quedando así libres el resto de músculos.

A veces es difícil llegar a sentir la sensación adecuada, pero una vez la encontramos, nos sentiremos mucho mejor, evitaremos lesiones, nuestra técnica mejorará y el sonido que le saquemos al piano también.

Anuncios