A muchas personas les gustaría tocar un instrumento pero creen ser demasiado mayores para ello. Lo cierto es que no hay una edad para estudiar el piano, simplemente las personas que empezaron de pequeñas tienen la suerte de llevar muchos años tocando el piano y de haberlo hecho a una edad donde el aprendizaje es algo natural.

Eso no significa que sea imposible hacer ése proceso de aprendizaje a otras edades. Esta idea preconcebida no tiene una justificación y sólo hará que no nos lancemos a estudiar algo que nos gusta. Y aunque seguramente no lleguemos a ser el próximo Lang Lang  no quiere decir que no podamos disfrutar de ello.10623535-hombre-tocando-una-melodia-de-piano

Empezar a estudiar música siendo adulto tiene algunas ventajas. Un adulto entiende los conceptos abstractos, se organiza y razona mejor. También tienen más fuerza en las manos y éstas son más grandes, con lo cual puede tocar según qué piezas antes que los niños. Por último y no menos importante, un adulto siempre decide estudiar un instrumento por amor a éste y la motivación es un factor esencial para avanzar.

Por otro lado, algo bueno que tienen los niños y que todos los adultos deberíamos imitar, es la actitud hacia el aprendizaje, asumir que estamos aprendiendo y no preocuparnos en absoluto por equivocarse, tomarnos con naturalidad los erroresy el proceso y disfrutar siempre de éste.

Así pues, os animo a todos a probar, porqué algo es seguro, cuanto antes empecéis, antes disfrutaréis de la música y del piano, que son maravillosos.

Anuncios